Palabras del Presidente Iván Duque Márquez en la sanción de tres leyes para la niñez y la juventud

Palabras del Presidente Iván Duque Márquez en la sanción de tres leyes para la niñez y la juventud

Julio 27, 2020

Una de las normas sancionadas brinda herramientas eficaces a los padres de familia para ejercer acompañamiento, control y veeduría a los recursos del Plan de Alimentación Escolar (PAE)

El presidente de Colombia, Iván Duque, por medio de una masiva comunicó cuáles son las nuevas iniciativas que llevará a cabo el Gobierno Nacional en temas de la niñez y la juventud:

Bogotá, 27 de julio de 2020.

Yo quiero decir que este es un encuentro muy importante, porque hoy estamos sancionando medidas que impactan en el bienestar de la juventud de Colombia. Medidas que son eficaces, que se hacen realidad y que obedecen a propósitos que unen al país.

Porque trabajar por los derechos de los jóvenes muestra que son más las cosas que nos unen a los colombianos, que las que nos dividen.

Pero, adicionalmente, me motiva a mi ver materializar propuestas e iniciativas que expresamos a largo de una larga campaña presidencial y que también hemos construido de la mano con el Congreso de la República.

Por eso quiero empezar destacando la ley de la República, el proyecto que hoy se hace ley, que habilita el papel de los padres de familia para hacer supervisión y seguimiento al Programa de Alimentación Escolar.

Estábamos recién empezando nuestro Gobierno en agosto del 2018 y aquí, con la Ministra (de Educación) María Victoria Angulo, le contábamos al país que nuestro objetivo era el fortalecimiento del Programa de Alimentación Escolar, para que fuera escrutable, evaluable, que tuviera una nueva estructura gerencial y que permitiera que los padres de familia fueran los supervisores, para que nunca más viéramos contratistas despachando a los niños con tajadas de plátano, como lo vimos tristemente, cuando lo que tenían que entregarles era un programa nutricional que tuviera la minuta detallada para el fortalecimiento nutricional, pero también para acompañar el proceso de fortalecimiento cognitivo, como está más que claro cuando nosotros analizamos la correlación que hay entre el desarrollo de la corteza prefrontal del cerebro de los niños con vocación de aprendizaje, y la conexión con la habilitación y acceso nutricional.

Esa tarea quiero decir que ha contado con una campeona al lado mío. Y quiero hacerle ese reconocimiento a María Juliana, porque ha estado acompañando la labor del Ministerio de Educación Nacional y del ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar), pero también involucrando en este proceso de fortalecimiento de los programas nutricionales al sector privado, en esa Gran Alianza por la Nutrición.

Hoy, con esta ley, y quiero agradecerle al doctor (Jhon Arley) Murillo por esa intervención que hizo, y a Honorio (Henríquez) , dejan claro el papel del Congreso.

El Congreso ha querido revestir estas iniciativas de contexto legal y que ese revestimiento, que también se encuentra planteado en el Plan de Desarrollo, se traduzca en tres medidas puntuales.

La primera, la expansión del programa. Porque vamos a cumplir esa meta que nos propusimos, de llegar al año 2022 con 7 millones de niños en el país recibiendo ese Programa de Alimentación Escolar los 180 días del año que corresponden a esa alimentación que deben recibir.

Claro, reforzando, y esperamos, en la medida que las circunstancias fiscales también nos lo permitan, ampliar inclusive más allá de esos 180 días, para que esto también le dé o ilumine y fortalezca el papel de la familia colombiana vulnerable, para que no carezca del alimento necesario para esa nutrición infantil.

Pero lo otro, la creación de la Administración Especializada del PAE, que es derivada también de nuestro Plan de Desarrollo y que este año empieza esa estructura administrativa, y agradezco al Congreso de la República por acompañarlo.

Y el tercer elemento, que es el que se plasma con esta ley: habilitar, empoderar y entregarles a los padres de familia ese acompañamiento y esa supervisión, para que ellos levanten su voz y hagan la exigencia debida para que los niños reciban los micronutrientes necesarios para el aprendizaje.

Aquí se materializa un anhelo de campaña, una visión de Estado, un propósito de Plan de Desarrollo y también una iniciativa legislativa para que esto tenga armonía y sea concomitante el esfuerzo institucional.

Prácticas laborales

Lo segundo que quiero destacar es la convergencia de dos proyectos relacionados con la juventud. Son muchos los jóvenes en el país que se quejan sin razón, porque cuando aspiran a muchas posiciones les exigen experiencia.

Entonces, como no tiene la experiencia, no consiguen el empleo, y por supuesto, nunca lo van a conseguir si es que no se les reconocen a ellos esfuerzos preparativos en su etapa de formación u oportunidades como las prácticas.

Yo creo que hoy también se da un paso trascendental. Y el paso es que todas las prácticas que adelanten los jóvenes, que la participación en proyectos de investigación, que la participación también en monitorias académicas, todas sumen para llenar esa experiencia laboral que les va abrir oportunidades más adelante.

Y quiero agradecerle al doctor José Daniel (López) la intervención que hizo y también el papel de liderar esta iniciativa con los otros compañeros de las demás bancadas -y saludo muy especialmente a Teresita (Enríquez), por quien tengo especial aprecio-, para que esto se convierta en una realidad.

Esto es un clamor de años de los jóvenes de Colombia y hoy se hace realidad con una ley de la República.

Pero también complementa un esfuerzo que hemos hecho desde el Gobierno, y es que muchos jóvenes han tenido vocación de servicio público, muchos, y se encontraban con el obstáculo de llegar a cumplir sus anhelos o intentar cumplirlos, y les decían: no tiene la experiencia.

Por eso nosotros, a finales del año pasado, también lo dejamos claro en la Conversación Nacional con los jóvenes de Colombia, que íbamos a dar un paso trascendental y se hizo realidad.

Y aquí le agradezco al doctor (Fernando) Grillo, al Director del Departamento Administrativo de la Función Pública, que se abriera el espacio laboral en el Estado colombiano sin tener que acreditar experiencia para los jóvenes.

Para decirles queremos que lleguen a la administración, que participen en la construcción de políticas públicas y que a partir de allí también construyan su experiencia.

Y quiero destacar, y también es importante, que las prácticas que se hagan como pasantías también van a estar contempladas dentro de la experiencia laboral de los jóvenes.

Porque aquí hay dos iniciativas que convergen.

Y yo invito también al Congreso a que retomemos una iniciativa que la planteamos hace dos años, que no alcanzaba a tener el trámite, porque correspondió al fin de la legislatura del primer semestre del año 2018, y después con el nuevo Congreso no tuvo continuidad, pero que además complementa lo que aquí se ha planteado.

Y es que podamos crear incentivos para aquellas empresas que hasta cierto porcentaje de su nómina también estén habilitando a eso jóvenes en prácticas y en pasantías, y que eso pueda tener descuentos que se podrán facilitar a través del sistema tributario, mucho más cuando ya tenemos herramientas de descuentos de mediano plazo para sectores de valor agregado tecnológico y creativo donde se emplean muchos jóvenes entre 18 y 28 años de edad.

Pero mi reconocimiento al Congreso, mi reconocimiento al equipo de Gobierno, y el mensaje que les damos a los jóvenes: hoy esa pasantía, esa monitoria, esa investigación, cuenta como experiencia laboral.

Y la segunda, que queremos que los jóvenes, también con las facilidades que hemos creado, lleguen al servicio público.

Y termino con un mensaje. El reto del empleo juvenil es muy grande y seguirá siendo muy grande en los próximos años.

Yo creo que hoy, con estas decisiones que hemos tomado, les estamos diciendo los jóvenes que vamos a facilitarles el camino de la empleabilidad.

Y quiero también decirles a las madres y padres de Colombia, que por años se quejaron de la falta de transparencia, de escrutinio y de participación para poder evaluar el impacto del PAE, hoy ustedes están ahí, a través de la ley, y fortaleciendo el esquema de una nueva administración, especializada para el PAE, con la expectativa de seguir creciendo las raciones.

Y termino diciendo también, Ministra María Victoria, el esfuerzo grande que se ha hecho medio la pandemia, para llevar el PAE al hogar. De llegarles a esas familias que han tenido sus hijos en medio de esta pandemia en casa, hacer el esfuerzo con las entidades territoriales para llegarles con efectividad.

Y también sea esta la ocasión para reconocerle al ICBF, doctora Lina (Arbeláez), también ese esfuerzo monumental de los niños que no están hoy en los Centros de Atención Integral porque las madres también han recibido el refuerzo nutricional del ICBF y lo han recibido no solamente para los niños, sino también para acompañar las necesidades del hogar.

Así que tres importantes piezas legislativas hoy para la niñez y la juventud de Colombia.

Muchísimas, muchísimas gracias.

Fuente: La Libertad

No Comments

Post A Comment